Informe de Coyuntura

El complejo girasol en la Argentina y el mundo

Caen los precios internacionales de los principales aceites y el valor del aceite de girasol es el más afectado ante la inminencia del ingreso de la cosecha del Mar Negro. La Bolsa de Cereales estimó una intención de siembra de 1,45 millones de hectáreas para la Argentina, de las cuales el 6,4% se encuentra implantada. La disponibilidad hídrica es óptima, tanto en Chaco como en el Centro-Norte de Santa Fe.

Informe elaborado por el Lic. Jorge Ingaramo, asesor económico de ASAGIR.


La única información disponible hasta hoy sobre intención de siembra proviene de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, para quien se implantarían 1,45 millones de hectáreas de girasol, con una suba interanual del 11,5% atribuible a mejores condiciones agroecológicas al momento de la siembra en el Noreste argentino.

La implantación comenzó el 25 de julio y se registra un avance del 6,4% a nivel nacional, y un retraso de -0,99 puntos porcentuales, en comparación con el ciclo previo al día 13 de agosto.

Hubo precipitaciones en el núcleo girasolero de Chaco que, si bien afectaron el progreso de las tareas, permitieron la recuperación hídrica de los perfiles. La siembra avanzó 10% en Charata, Roque Sáenz Peña y Avía Terai. Finalmente, hay un lento avance en la región Centro-Norte de Santa Fe, que cuenta con humedad óptima. La Bolsa espera que se agilice la implantación en las próximas semanas.

Según el USDA

De la comparación con el informe anterior del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, surgen importantes modificaciones. Por ejemplo, la producción de las siete principales semillas oleaginosas cae en 2,72 millones de toneladas, principalmente por la merma de 2,6 millones de toneladas en canola y de 1 millón en algodón, parcialmente compensadas por una suba de 1,13 millones en soja.

La única modificación en las producciones de semilla de girasol es una leve baja estimada para la Unión Europea (de 8,2 a 8,1 millones de toneladas). El USDA mantiene el pronóstico de 2,6 millones de toneladas para la producción argentina.

Se traslada a la molienda parte de las modificaciones en la producción. Así, la molienda total crece 1,83 millones de toneladas; atribuible a una suba de 3,53 millones de toneladas en la de soja, parcialmente compensada con la caída de 1,1 millones de toneladas en canola.

Como el contenido de aceite en la semilla de soja es bajo, no hay cambios en el total producido de los nueve principales aceites oleaginosos: hay una suba de 0,65 millones de toneladas en la oferta del de soja, que se compensa en algo con una caída de 0,47 millones de toneladas en canola.

Pese a lo señalado, el consumo total de todos los aceites cae 1,16 millones de toneladas; con bajas de 0,74 millones de toneladas en el consumo del de palma y de 0,42 millones de toneladas tanto para la demanda de aceite de girasol como para la del que emplea canola.

Comparando con la campaña 2014/15:

La producción de las siete principales semillas cae 1,5%, mientras que la molienda sube 2,1%, las exportaciones lo hacen al 0,6% y los stocks al 2,1%. Para el caso particular del grano de girasol, la producción baja 1,9%; la molienda se mantiene constante; las exportaciones merman 15,3% y se digieren stocks por el 38,8%. La relación stocks/consumo de todas las semillas se mantiene en el 21,5%; en tanto que para el caso del girasol se reduce de 6,6 en 2014/15 a 4,0% en la presente campaña.

La producción mundial de semilla de girasol cae 1,9% en tanto que la de los tres principales competidores del Hemisferio Norte lo hace en un 2% (representan unas 571.000 de las 750.000 de merma en el total mundial).

La producción de los nueve principales aceites sube 3,2% en tanto que el consumo lo hace al 4,1%. Las exportaciones aumentan 2,7% y se digieren stocks por el 6,5%. Para el caso del aceite de girasol, la producción es constante al no haber cambios en la molienda. El consumo crece apenas un 0,3% y las exportaciones no se modifican. Se digieren stocks por el 32,1%, con una merma de 460.000 toneladas. La relación stocks/consumo para todos los aceites baja del 10,8 al 9,7%; en tanto que para el de girasol lo hace del 9,8 al 6,6%.

El USDA reestimó las exportaciones argentinas de la campaña 2014/15 (Hemisferio Norte): las incrementó de 375.000 a 475.000 toneladas, con lo cual el aumento previsto para la campaña en curso es de apenas 25.000 toneladas (se venderían 500.000). Nuestro país pasará del 6,7% al 7,1% de participación en las ventas externas totales.

Precios y mercados

En julio se registró una caída generalizada en los valores de los aceites vegetales en Rotterdam. El de girasol fue el más perjudicado ante la inminencia del ingreso de la cosecha ucraniana. Las mermas en los promedios mensuales de precios fueron del 9,4; 5,3; 4,4 y 2,5%, para los aceites de girasol, soja, palma y canola, respectivamente.

En la comparación de promedios mensuales, empleando como base julio de 2014, también se verifican caídas generalizadas, siendo el de girasol el menos afectado (-6,2%). Los aceites de palma, soja y canola registran mermas interanuales del 22,0; 15,4 y 10,2%, respectivamente.

Al cierre del día 14 de agosto, nuestro aceite cotizó en Rotterdam, para contratos de octubre a diciembre, 810 U$S/tn y, para enero – marzo de 2016, 805 U$S/tn. Como se ve, el ingreso de la cosecha ucraniana, aunque sea menor que la del año anterior, tiene un efecto demoledor en el precio del aceite (108 U$S/tn entre el promedio junio y la posición más inmediata, o sea setiembre, al cierre del 14 de agosto). Aun así, las primas para octubre son del 13,6 y del 8,6%, respecto a los de soja y canola.

Para nuestras exportaciones, que enfrentan claras restricciones de acceso al mercado único de la U.E., la referencia más próxima de precio externo la da el valor FOB de nuestro principal competidor (Ucrania, con el 51,8% del comercio mundial), que además cuenta con una ventaja de localización (respecto a los mayores demandantes) expresada en el diferencial de costos de fletes. Los contratos de setiembre cerraron a 790 U$S/tn y bajan 60 dólares en las entregas pactadas para noviembre - diciembre. Este último valor (de 730 dólares) es, en definitiva, el que –corregido por el diferencial de fletes- condiciona el FOB local de los próximos meses y por ende, la capacidad de pago de la industria al productor de materia prima (grano).

El MINAGRI publicó valores FOB de 790 y 630 U$S/tn para los aceites de girasol y soja, con caídas interanuales del 16,0 y 24,1%, respectivamente.  .

Los valores ofrecidos a los productores argentinos de girasol, el 14 de agosto, fueron de 1.700 $/tn para Bahía Blanca y 1.660 $/tn con descarga para Necochea (unos 186 y 181,5 U$S/tn). En Rosario (fuente: MINAGRI) se ofrecen 1.890 $/tn (o 206 U$S/tn). En Buenos Aires, el girasol Rosario disponible cotiza a 201 U$S/tn y en Junín, con entrega y pago agosto, se ofrecen 1.800 $/tn (unos 197 U$S/tn).

El INDEC publicó en su informe de “Intercambio Comercial Argentino” las exportaciones del complejo para el primer semestre del año. Estas alcanzaron la cifra total de 319 millones de dólares, con una baja de 4 millones de dólares, con respecto a similar período de 2014. En aceites se pasó de 216 a 211 millones de dólares y en semillas (grano) de 54 a 42 millones de dólares. Las ventas de pellets (proteína) crecieron de 53 a 66 millones de dólares.

El MINAGRI publicó que las compras de la industria, del producto de la campaña local 2014/15, declaradas hasta el 29 de julio, alcanzaban 2,066 millones de toneladas. Entre ellas, las efectuadas a fijar representaban el 25,6% del total, de las cuales el 59,8% ya tenía precio cerrado.

Entre marzo y mayo, según el MINAGRI, se registró una fuerte caída en la molienda local. Había crecido de 195.600 toneladas en enero a 428.600 en marzo, para descender a apenas 95.700 en mayo. En junio, se revirtió la tendencia: el crushing alcanzó las 245.595.  En seis meses, se molieron 1,477 millones de toneladas.  

(Fecha Publicación: 19-Ago-2015)


Términos y Condiciones
Política de Privacidad
Registro de la Propiedad Intelectual Nº 506866.